Seleccionar página

Cerrajeros Baratos
La época lluviosa puede llegar antes de que hayas tomado las previsiones de sellar las ventanas, por lo que es probable que sólo lo notes cuando percibas el agua dentro de la habitación.
Debes tener el cuidado de precisar el área por el cual tenido acceso, porque es posible que el aire también entre al área, aspecto que se contrapone con la ambientación que has logrado para acondicionar ese espacio, perdiendo frío o calor según la temporada del año en la cual se esté.
Cómo preparar las ventanas
Para proceder a preparar las ventanas ten en cuenta el material de fabricación: madera o metal y busca cintas para sellado o silicona.
Las cintas pueden ser de poliuretano, caracterizadas por su flexibilidad y mayor uso en puertas que en ventanas, o las más resistentes, hechas de PVC.
También tendrás entre las opciones una espuma expansiva que se fabrica con polipropileno.
Si aceptas la recomendación, opta por la silicona o la espuma, son más adecuadas para sellados de superficies expuestas a la intemperie, sobre todo en espacios que queden abiertos entre los marcos y las paredes donde se ubican las ventanas.
Qué puedes hacer para preparar las ventanas
La cinta selladora es para uso interior, lo cual significa que en el área de contacto externo podrás colocar la espuma o silicona y del lado interno de la habitación harás uso de la cinta, que al ser más decorativa facilitará conseguir el efecto que necesitas de sellar la ventana sin mayor notoriedad.
Para esta última sólo vas a requerir un cúter para cortar la cantidad necesaria de acuerdo con el tamaño de la ventana, pero antes de hacer esto, debes asegurarte que el área esté limpia, sin polvo ni restos de algún material que haya podido adherirse por efecto del tiempo.
Las cintas, como son autoadheribles, sólo requieren que las cortes en la medida de cada lado de la ventana y comenzar a colocarlas poco a poco, despendiendo la lámina que protege la goma, fijándote que queden bien pegadas al área, sin restos de aires entre ellas y la superficie de la ventana.
Por el contrario, para colocar la silicona o espuma, debes proceder siguiendo las instrucciones del empaque, cuidando de no aspirarlo. De ser requerido, usa una mascarilla que impida que llegue a su boca o nariz y usa lentes protectores si están fuera de la casa, a fin de evitar que el viento influye en tu contra.
Cuida que el espacio entre el marco y la pared quede totalmente sellado y que ni aire ni agua pueda entrar por allí. Deja que seque bien.
Ten en cuenta que esta área puede luego ser cubierta con el marco, de manera que estéticamente no podrá notarse y duplicará la protección de la zona incrementando el resultado de tu esfuerzo para evitar la entrada de elementos naturales.
Como ves, no es complicado realizar labores de mantenimiento en casa, anímate y disfruta ¡hacerlo por ti mismo!

[Total:0    Promedio:0/5]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies